Menue
eyec produktion
Swoosh

Dethleffs reanuda la producción

MoCa Produktion

A partir del 14 de abril se vuelven a poner en marcha las cadenas de producción del fabricante de caravanas y autocaravanas Dethleffs. Durante estos días, en los que la fábrica ha permanecido cerrada, se ha aprovechado para implementar las correspondientes medidas de higiene en todos los departamentos. Asimismo, todos los trabajadores han realizado una formación online para que el inicio de la producción se produzca sin problemas.

Debido a la interrupción de la cadena de suministros, provocada por la crisis del coronavirus, Dethleffs decidió parar la fabricación de sus vehículos del 25 de marzo al 13 de abril. Así pues, todas las cadenas de producción, así como todos los departamentos relacionados con dicha producción y el centro de exposición, se vieron afectados por esta decisión.

A partir del 14 de abril se reanuda la producción en Isny bajo estrictas medidas de higiene y después de que los empleados hayan recibido una formación online sobre las nuevas medidas que se adoptarán. “Un equipo de 16 de personas, en colaboración con un instituto de higiene, ha aprovechado el paro de la producción para implementar las medidas necesarias en todos nuestros departamentos“, declara Alexander Leopold, director general de Dethleffs. “Tenemos la gran suerte de que, hasta ahora, no nos hemos visto afectados por ningún caso de coronavirus. Por eso, la principal prioridad de todas las intervenciones y medidas se centra en evitar contactos para mantener el riesgo de contagio lo más bajo posible.”

Así pues, en todos aquellos sitios en los que pueden coincidir varias personas, como p. ej. en las máquinas de fichar, se han pegado en el suelo huellas adhesivas de color azul con una distancia de 1,5 m entre ellas. Asimismo, las reuniones a primera hora de la mañana, en las que el director de equipo y el encargado comentan los procesos de trabajo con sus empleados, antes del inicio de la producción, se van a desarrollar de tal manera que las distancias se van a indicar y respetar gracias a las marcas adhesivas correspondientes.

“Lo más probable es que, a partir del 14 de abril, también tengamos suficientes mascarillas para toda la plantilla“, añade el Sr. Leopold. “En este sentido nos están ayudando los proveedores textiles, que nos suministran las cortinas u otras telas para nuestros vehículos.” También se han tomado las siguientes medidas de protección: dispositivos de desinfección y para lavar las manos en todas las entradas, accesos limitados y bajo un control estricto a las instalaciones de la empresa, cancelación de los viajes por trabajo, teletrabajo para los empleados de perfil administrativo, videoconferencias en lugar de reuniones presenciales y lugares de trabajos con la distancia mínima entre empleados.

Así pues, en las oficinas se han separado las mesas. En los departamentos administrativos, los trabajadores alternan el teletrabajo con días en la oficina, de manera que nunca haya demasiadas personas en una oficina para así reducir el riesgo de contagio. Para las reuniones también se han establecido nuevas normas: “En nuestras salas de conferencias hemos reducido el aforo, de modo que en caso de ocupación máxima se siguen respetando las distancias mínimas”, explica Alexander Leopold.

“Hemos tenido que cerrar preventivamente algunas salas de reuniones, ya que no se podían cumplir las estrictas medidas de higiene y distancia. Delante y dentro de cada sala de conferencias hay carteles de advertencia, en los que se indica cuántas personas pueden entrar como máximo y las medidas que hay que tener en cuenta.” Asimismo, en la fábrica, este equipo de 16 personas se ha encargado de diseñar 32 carteles de información, con imágenes y texto, en diferentes idiomas, ya que en Dethleffs hay trabajadores de hasta 33 nacionalidades diferentes.

Las ilustraciones muestran cómo manejar las grúas, circular con las carretillas, usar las herramientas o los protectores auditivos, e incluso enseña cómo utilizar la máquina de fichar y los interruptores de la luz. En especial para esto último, Dethleffs se ha inventado un utensilio: el “Coroni”. Esta práctica herramienta multifuncional, que está fabricada a partir de varias capas de madera, es como una especie de navaja suiza, con la cual se pueden abrir o cerrar grifos, ventanas y puertas, así como utilizar teclados o microondas sin ningún tipo de contacto.

Este “herramienta de higiene” está disponible para todos los trabajadores. De momento, el comedor y el centro de exposición permanecerán cerrados. “Para el comedor estamos buscando una solución alternativa. En el caso del centro de exposición, éste no se abrirá hasta nuevo aviso. Hay que tener en cuenta que sobre todo vienen visitantes de fuera y, al visitar el interior de un vehículo, es más que probable que no se puedan respetar las distancias mínimas“, explica el Sr. Leopold. “Tan pronto como se den las circunstancias para volver a recibir visitas, les informaremos debidamente.”