Menue
  • DET POS WebBanner Dethleffs 1920x769 EN
    Swoosh
  • Dethleffs Trend
    Swoosh
  • teaser-slider winterspezialist
    Swoosh
  • DET Virtuelle Messe 2020 Banner Export 1920x769 EN
    Swoosh
  • teaser-big-neuheiten-2021
    Swoosh

De visión a realidad

la e.home Coco, lista para las pruebas

ehome CocoJPG

Del estudio a prototipos funcionales – Dethleffs muestra en el Caravan Salon el próximo paso hacia el futuro – La e.home Coco pasa a la fase de pruebas

Lo que el año pasado era solo una visión del pionero en caravanas —la presentación de una caravana eléctrica autopropulsada— está cada vez más cerca. En el Caravan Salon de este año, Dethleffs muestra cómo a partir del estudio e.home Coco presentado el año pasado, ha surgido un prototipo funcional que, a más tardar para finales de 2020, debería enfrentarse al gran reto de cruzar los Alpes. El fabricante de vehículos de ocio de Algovia ha puesto todo su empeño los últimos doce meses para hacer realidad la visión de la caravana autopropulsada. “Hemos trabajado muy duro en la realización y en este momento nos encontramos con un prototipo”, anuncia orgulloso el director de productos de Dethleffs, Richard Angerer. “Ahora pasamos a la fase de pruebas. Los resultados serán un gran paso adelante hacia el futuro del caravaning”. La e.home Coco autopropulsada invalida de hecho las normas que llevan décadas vigentes en lo relativo a las caravanas, ya que no se remolca nada, sino que se autopropulsa. De este modo se reduce la masa máxima remolcable del vehículo tractor, lo que, si este es eléctrico, permite lograr una práctica autonomía. Como esta innovación no solo reinventa prácticamente el mundo de las caravanas, sino el de los remolques en general, deben aclararse aún numerosas cuestiones básicas: desde el tema del permiso de conducir hasta las normativas de homologación europeas.

¿Qué hay tras la idea de la e.home Coco?

Como amigo de la familia, para Dethleffs el tema de la sostenibilidad es muy importante. “Al fin y al cabo se trata de mantener nuestra naturaleza también para las próximas generaciones”, explica el consejero delegado de Dethleffs, Alexander Leopold. “Para ello, la propulsión eléctrica nos parece una clave importante. Con nuestra iniciativa "Destino: el futuro - movilidad eléctrica en el caravaning" fomentamos proyectos de forma selectiva que nos hacen avanzar. La e.home Coco ya muestra hoy que las caravanas también tienen un futuro prometedor en la era del vehículo eléctrico. Además, la tecnología que presenta la e.home Coco también es un avance sin igual en combinación con vehículos tractores con motor de combustión convencional, ya que por primera vez será posible que los vehículos pequeños puedan tirar de remolques pesados”.

ehome coco  2

¿Qué tiene la e.home Coco que no tengan otras caravanas?

Esta pregunta podría responderse brevemente con “un accionamiento eléctrico”. No obstante, no reflejaría mínimamente la complejidad y la idea innovadora que tiene todo el concepto de la e.home Coco. “La e.home Coco muestra el camino que lleva de un simple remolque a uno autopropulsado, y reinterpreta por completo la invención de Arist Dethleffs del año 1931”, afirma Richard Angerer. “Su tecnología y la idea que se oculta tras este concepto de vehículo revolucionará el caravaning y también será un hito para la cuestión de la movilidad eléctrica en nuestro sector”, afirma Angerer. Que los turismos vayan a tener un motor de tracción eléctrica es algo de lo que la empresa está segura, pero ¿cómo será el caravaning del futuro? La e.home Coco muestra cómo puede funcionar.

¿Cómo lo logra la e.home Coco?

Al estar dotado de baterías de alto rendimiento, una unidad propulsora central con dos motores eléctricos y una electrónica de control inteligente, el remolque pasivo se transforma en uno activo. Al respecto tiene una gran importancia el módulo de descarga de arrastre de la e.home Coco, que controla ambos motores eléctricos de forma tan precisa que la masa máxima remolcable de la cabeza de acoplamiento del vehículo tractor se reduce a un valor definido de, por ejemplo, 100 kg. Esto permite que, incluso con vehículos tractores pequeños, se pueda tirar de remolques pesados cuya masa máxima sea bastante superior a la masa máxima remolcable del vehículo. Si el vehículo tractor es eléctrico, se puede lograr una práctica autonomía en el viaje. En los descensos, las baterías pueden volver a cargarse mediante recuperación.

Además, la seguridad de conducción de la e.home Coco aumenta gracias a la distribución de potencia concreta e individual en cada rueda. Una unidad de control central evalúa de forma continuada todos los datos dinámicos y controla en consecuencia la unidad propulsora de forma individual en cada rueda. Las primeras simulaciones de conducción, realizadas en colaboración con el Instituto de Investigación de Vehículos y Motores (Forschungsinstitut für Fahrzeugwesen und Kraftfahrmotoren, FKFS) de Stuttgart han demostrado que este concepto de propulsión tiene un efecto positivo en el comportamiento en carretera de un remolque.

La unidad propulsora de la e.home Coco, que se puede accionar de forma individual, permite también maniobrar de forma precisa con un giro de hasta 360 grados. Así, por ejemplo, la e.home Coco puede aparcarse cómodamente en el camping mediante un dispositivo móvil.

¿Por qué es tan importante realizar una extensa fase de pruebas?

“Con la e.home Coco entramos en un terreno totalmente desconocido”, explica Angerer. “Para este concepto de propulsión de un remolque aún no hay normas de seguridad prescritas a las que podamos ceñirnos o un esquema definido tras una fase de pruebas. Por eso nos hemos orientado por las normas del sector del automóvil, bajo cuyas estrictas indicaciones hemos desarrollado la e.home Coco”. Es sabido que las normas de seguridad de este sector son muy estrictas, lo que, por ejemplo, ha conllevado que, para proteger los componentes importantes frente a un posible choque, Dethleffs haya construido y reforzado conforme a los aspectos de seguridad más punteros la distribución y estructura del chasis del prototipo en comparación con el estudio del año pasado.

Tras el Caravan Salon, el fabricante de Algovia empezará a realizar diversas pruebas de sistema de los distintos componentes teniendo en cuenta los requisitos especiales impuestos al vehículo. Cuando todo se haya comprobado y se hayan efectuado los posibles ajustes, se combinarán los componentes individuales y se realizarán pruebas adicionales. A continuación, se volverá a someter a la e.home Coco a intensos ensayos de conducción en carretera y pistas de pruebas. La prueba de fuego llegará en la última fase, que está previsto que tenga lugar antes de que finalice el ejercicio 2019/2020: la travesía por los Alpes.

Retos para el futuro

Primero, la buena noticia: casi todo lo que ha imaginado el fabricante de caravanas y autocaravanas Dethleffs se ha hecho realidad. “Muchas cosas han resultado más sencillas de lo que pensábamos, pero también ha habido algún que otro hueso duro de roer”, cuenta Richard Angerer sobre el duro trabajo de los últimos meses. El hecho de que haya en Düsseldorf un prototipo funcional no significa que se hayan superado todos los retos. A pesar de todos los esfuerzos realizados por Dethleffs en el proyecto, aún quedan cabos sueltos que la empresa no puede atar sola. Uno muy importante es, por ejemplo, la homologación del remolque autopropulsado, ya que hasta el momento no existe una categoría de vehículo similar. “Otro aspecto adicional es la cuestión del permiso de conducir”, explica Angerer. “La e.home Coco puede reducir su masa máxima remolcable de tal forma que la puede arrastrar un pequeño vehículo tractor y, con el módulo de descarga de arrastre, dicha masa es de apenas 100 kg. Al respecto surge la pregunta general: ¿necesito a pesar de todo un permiso de conducir especial y, de ser así, de qué categoría?”. Este y otros retos se debatirán en la Asociación Alemana de Movilidad Eléctrica (Bundesverband für Elektromobilität o BEM), de la que el Erwin Hymer Group es miembro desde hace poco, y se propondrán soluciones. “Nos encontramos en el grupo de trabajo de BEM "e-movilidad y remolques", que se ocupa precisamente de dichas cuestiones, y, en colaboración con las autoridades competentes, también encontraremos soluciones al respecto”, afirma Angerer.

Otro reto lo plantea el uso adicional de la e.home Coco como acumulador móvil de energía. La idea tras el concepto general es que la caravana se use también en el día a día y se acumule energía con la instalación fotovoltaica del techo del habitáculo. “La puesta en práctica de esta idea nos la hemos imaginado más sencilla. No porque no pueda funcionar, sino porque aún hay que aclarar ciertas cuestiones”, confiesa Angerer. “Sin duda, esto nos distraería demasiado de nuestro trabajo real, que es la fabricación de vehículos de ocio. Por eso, en este sentido contamos también con la colaboración y el apoyo de la BEM”.